PROGRAMA ESPECIAL DESDE MONREAL

VIERNES 17 JUNIO

PROGRAMA ESPECIAL DESDE MONREAL

VIERNES 17 JUNIO

PROGRAMA ESPECIAL DESDE MONREAL

VIERNES 17 JUNIO

Osasuna

Actualidad

Empate a nada

Osasuna no puede superar al colista y empata a cero en un mal partido de los rojillos

Osasuna no tuvo un buen dia en el Ciutat de Valencia. Los rojillos no consiguieron pasar del empate a cero ante el colista de la tabla de clasificación en un partido en el que los de Jagoba se dejaron su vertiente más ofensiva en el vestuario.

Sorprendió el planteamiento inicial del de Berriatua con tres centrales y dos carrileros, un trivote en el centro del campo y la pareja -inédita hasta la fecha- formada por Ante Budimir y el Chimy Ávila. Sobre el papel, la disposición táctica pintaba bien, aunque fue sólo una declaración de intenciones. Osasuna se dejó sus señas de identidad en el vestuario y el equipo presionante, eléctrico y vertical no apareció por ninguna parte. No en vano, apenas se contabilizó una oportunidad en los noventa y tantos minutos de duelo al final del primer tiempo, y poco más.

El primer tiempo fue una pugna por el control del partido, en el que ambos equipos mostraron más intensidad que acierto con el esférico. Tanto los de Jagoba Arrasate como los de Alessio Lisci defendían con la defensa adelantada, reduciendo el campo de juego a muy pocos metros que se convirtieron en un campo de minas en el que era difícil ser preciso. La pelota rodaba poco. Más bien volaba al patadón de campo a campo. Con el paso de los minutos, el conjunto local logró tener más posesiones, aunque los rojillos lograron defender sin excesivos apuros hasta el minuto 40. Fue entonces cuando el Levante gozó de la primera ocasión del partido, un disparo desde el interior del área que fue repelido por una gran parada de Sergio Herrera al que se encadenó otro de Jorge de Frutos que impactó contra el poste.

Tras el paso por vestuarios, Osasuna saltó al verde de Orriols con intención de que se jugase más en campo adversario. El segundo acto transcurrió sin apenas ocasiones. Un remate centrado de Mustafi en un córner para los locales y un disparo desde la frontal del área de Javi Martínez fueron lo más parecido a acciones de peligro. No obstante, un error en la zaga granota en el último minuto de la prolongación dejó a Rubén García con opciones de finalizar en el interior del área. Sin embargo, su último recorte fue interceptado y el partido murió con reparto de puntos.

El próximo domingo 12 de diciembre, a las 16:15 horas, Osasuna recibirá al Barcelona en El Sadar con el objetivo de reencontrarse con la victoria ante su público. Los rojillos llegarán a la cita ante los culés con un botín de veintiún puntos en la mochila tras dieciséis jornadas disputadas.

La pelota rodaba poco. Más bien volaba al patadón de campo a campo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email
Compartir en linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.