PROGRAMA ESPECIAL DESDE MONREAL

VIERNES 17 JUNIO

PROGRAMA ESPECIAL DESDE MONREAL

VIERNES 17 JUNIO

PROGRAMA ESPECIAL DESDE MONREAL

VIERNES 17 JUNIO

Viviendo en rojo
Viviendo en rojo

Suárez salva los muebles para el Atletico

Doblete del uruguayo al final que deja a cero a un Getafe que acausó la roja de Aleñá.

Por mucha segunda parte que se hubiera de jugar, por mucho que el campeón remontara a cuenta de Suárez, la noticia en su acepción de novedad ya se había producido. Porque de repente sucedió. No sucedía desde noviembre de 2011, a punto de cumplirse una década, pero sucedió. Todo es cuestión de tiempo y el Getafe hizo gol al Atlético. A Mitrovic corresponde el honor de relevar a Diego Castro en la relación de azulones que han acertado con la portería rojiblanca. De aquel penalti para el 3-2 definitivo a este cabezazo para el 1-0 momentáneo. Entró con todo el central para castigar el error anterior en la salida de Oblak, dejando la pelota muerta y concediendo una segunda acción a la tropa local en la que tampoco pareció andar demasiado vivo, apenas objetó una mano blanda al recorrido de la pelota del poste a la red.

Míchel consiguió desde el banquillo, en fin, lo que no habían conseguido Luis García, Fran Escribá, Cosmin Contra, Pablo Blanco o, por supuesto, Pepe Bordalás. Y lo festejó como correspondía, en su caso más por la necesidad de un equipo que circulaba y circula sin puntos en la clasificación que por esa terrible estadística que marcaba un parcial de 34-0 para el Atlético. Llegó además el gol sobre la bocina del primer acto, después de que, las cosas como son, el campeón hubiera puesto todo de su parte para llevarse un disgusto. No es que el Getafe apretara demasiado arriba, un par de disparos de Macías si acaso, pero jugaba sus cartas a la contra y se sostenía sin demasiados apuros atrás. La única ocasión visitante, de hecho, tuvo como origen un error de Djené para que Soria evitara la de Suárez, primero, e Iglesias la de Correa, después.

El problema local llegó después y, efectivamente, tuvo forma de goleador uruguayo. Suárez por aquí, Suárez por allá. El segundo, sobre la bocina. No se trata de que la segunda parte rojiblanca fuera especialmente buena, de hecho rondada media hora de la misma el litigio se mantenía tal cual, aunque el 9 ya había lanzado un aviso en forma de cabezazo al larguero, pero de repente, poco después de una tangana en la que se involucró directamente, Aleñá lanzó un pisotón trasero al gemelo de Cunha que al colegiado no le mereció especial consideración pero que al de la tecnología le pareció lo que era: roja directa. El Getafe se quedaba con diez para el arreón final.

El 9 arregló un día que para el Atlético ya pintaba feo después de que el pomposo Comité de Competición retorciera el no menos rimbombante Código Disciplinario para sancionar a Joao Félix por lo que no merecía sanción ya que, Gil Manzano mediante, no podía sancionarlo por lo que sí. Los unos por los otros en el afán de que aquello no quedara en el partido de rigor, resulta que es peor un balonazo de rabia que llamar loco al árbitro. Conducta contraria al buen orden deportivo, dice el artículo 122, y a ver quién es el guapo que les lleva la contraria. Lucho, horas después, se encargaría de restaurar ese orden sobre el césped. El orden de un campeón que durante casi toda la tarde lució desordenado.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email
Compartir en linkedin