PROGRAMA ESPECIAL DESDE MONREAL

VIERNES 17 JUNIO

PROGRAMA ESPECIAL DESDE MONREAL

VIERNES 17 JUNIO

PROGRAMA ESPECIAL DESDE MONREAL

VIERNES 17 JUNIO

Viviendo en rojo
Viviendo en rojo

Raul endulza la fiesta de Williams

Raul Garcia y Williams, los grandes protagonistas del partido

El Athletic completó la fiesta de Williams con una victoria más que sufrida ante un Alavés que peleó pero que se fue de vacío. Los leones suman tres puntos que le hacen olvidar los malos tragos vividos en las últimas jornadas y vuelven a la senda del triunfo.

Hay entrenadores a los que no les gusta nada que haya festejos previos a los partidos. Son innumerables los casos en los que después de los homenajes luego el resultado no ha acompañado a la fiesta. Y eso debió pensar Marcelino cuando a los ocho minutos Pacheco detuvo un penalti a Raúl García. Un penalti por mano de Ximo Navarro tres minutos antes, pero que ya sabemos que con el VAR de por medio, los partidos duran una eternidad.

Y es que el duelo había empezado con San Mamés en estado de ebullición. Merecido homenaje a Iñaki Williams, presión del Athletic, dominio local, el Alavés viéndolas venir… el penalti parecía la guinda. Pero el meta del Alavés se encargó de chafar a los rojiblancos.

Los de Marcelino no se vinieron abajo y siguieron con su mismo plan. A los vitorianos les costaba un mundo pasar del medio campo y aunque las ocasiones escaseaban, los leones se las ingeniaron para que sendos cabezazos de Muniain y Vivian estuvieran cerca de abrir el marcador.

Poco a poco, sin prisa pero sin pausa, los de Calleja fueron dando un paso adelante. Miazga, central omnipresente en defensa y en ataque, dispuso de un par de ocasiones para conquistar San Mamés. Entre unos y otros, ninguno parecía capaz de abrir la lata y cuando el intermedio se acercaba, un buen centro de Lekue lo cabeceó Raúl García a la red. No es que necesite a estas alturas el navarro el perdón de la afición por un penalti fallado, pero si en poco más de media hora logras marcar, pues mucho mejor.

El Alavés se iba al descanso por debajo justo cuando estaba dando mejores sensaciones. Se había liberado un poco del dominio local, empezaba a llegar más, pero se iba a la caseta 1-0 abajo. Calleja metió a Joselu por Sylla para el arranque de la segunda parte. Cómo tiene que estar el bueno de Joselu para que un futbolista como el ex del Girona le haya adelantado en las preferencias de su técnico…

No cambió mucho el decorado en la reanudación. El Athletic seguía llevando el peso del partido y el Alavés quería pero no podía meter en apuros a Unai Simón. El 1-0 mantenía todo en el aire por supuesto. Iñaki Williams estuvo cerca de ser aún más protagonista de su fiesta, pero no acertó a batir a Pacheco en un par de ocasiones.

Con el paso de los minutos, la algarabía de la grada fue dando paso al run run. Sin duda, los goles postreros de Falcao y Marcos André estaban aún muy recientes en la retina de la parroquia rojiblanca. No es que el Alavés fuera un vendaval sobre la meta de Simón, ni mucho menos, pero cada centro al área o córner ponía en vilo a la grada. Hacían bien en no fiarse un pelo los de Marcelino, puesto que Joselu y Guidetti habían dado otro aire a los vitorianos y el partido se había equilibrado.

Nico Williams fue la primera apuesta local desde el banquillo y a punto estuvo de ‘robarle’ protagonismo a su hermano en una acción servida por el propio Iñaki que el pequeño de los Williams estuvo cerca de embocar.

No llegaba ese 2-0 tranquilizador, pero tampoco el Alavés lograba empatar, y es que les cuesta un mundo a los de Calleja hacer goles y eso se paga muy caro. Tan caro como se marchó de San Mamés con otra derrota en el día en el que todos los focos estaban puestos en Iñaki Williams. Su récord de 203 partidos seguidos es espectacular y ahora para… pero porque hay ventana para las selecciones. Enhorabuena.

Los leones se llevan los puntos el día que Williams bate ele record de partidos jugados de forma consecutiva en Liga.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email
Compartir en linkedin