PROGRAMA ESPECIAL DESDE MONREAL

VIERNES 17 JUNIO

PROGRAMA ESPECIAL DESDE MONREAL

VIERNES 17 JUNIO

PROGRAMA ESPECIAL DESDE MONREAL

VIERNES 17 JUNIO

Viviendo en rojo
Viviendo en rojo

La Real gana con uno menos (1-0)

Los donostiarras se defienden bien toda la segunda parte con uno menos y marcan su gol en el descuento

@lfp
Lobete celebra su go.

 

La Real Sociedad celebró con sus aficionados la Copa del Rey ganada la pasada campaña ante el eterno rival y esperaba celebrar el liderato en solitario aprovechando el aplazamiento de los partidos de Real Madrid y Atlético.

Lo de la Copa estaba claro, pues era un botín cosechado hacía meses y sólo faltaba ponerle fecha y hora, con una condición, con todo el público posible en las gradas. Lo otro había que ganárselo sobre el césped y, por supuesto, el Mallorca tenía mucho que decir al respecto.

Cierto es que con un punto era más que suficiente para comandar LaLiga, pero con el ambientazo que había en las gradas del Reale Arena, seguro que un solo punto al final del partido podía sonar un poco a gatillazo.

Casi desde el comienzo se vio que los de Luis García no lo iban a poner nada fácil. Solidarios, intensos, defendiendo bien, quizás con escaso bagaje ofensivo, pero un equipo duro de roer.

La Real quería pero no podía. Un par de llegadas siempre gracias a la zurda mágica de Januzaj y un gol anulado a Isak por claro fuera de juego fueron todo su arsenal ofensivo en la primera parte. Poco, bastante poco.

Sin embargo, en el minuto de añadido de los primeros 45 minutos el partido saltó por los aires. Aihen, el lateral zurdo donostiarra. que ya acumulaba una amarilla desde el minuto 14, atropelló de mala manera a Ruiz de Galarreta, ‘obligando’ al árbitro a mostrarle la segunda y por tanto la roja. No anduvo muy listo el jugador realista, la verdad.

Eso cambiaba todo. Los festejos se aparcaban, el liderato ya no estaba tan claro y al Mallorca se le abrían de par en par las puertas del triunfo de cara a la segunda parte.

De momento, Imanol dio entrada tras el intermedio a Zubimendi y Gorosabel para recomponer líneas. El Mallorca, más cómodo cuando la Real dominaba y tenía que defenderse, ahora se encontraba con la casi obligación de llevar el mando del partido. Todo lo contrario que la Real, acostumbrada a dominar y no a perseguir rivales y al balón. El fútbol al revés.

Luis García también dio un pase adelante con Salva Sevilla y Fer Niño al pasto, pero a los baleares le costaba crear peligro. La Real, pese a estar con uno menos, siempre buscaba las contras con Portu e Isak, sus dos balas. Hacía bien en no fiarse el Mallorca pese a la superioridad numérica.

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email
Compartir en linkedin