PROGRAMA ESPECIAL DESDE MONREAL

VIERNES 17 JUNIO

PROGRAMA ESPECIAL DESDE MONREAL

VIERNES 17 JUNIO

PROGRAMA ESPECIAL DESDE MONREAL

VIERNES 17 JUNIO

Viviendo en rojo
Viviendo en rojo

Espanyol y Athletic firman las tablas (1-1)

Gran partido De Diego López que salva un punto para su equipo ante unos bilbaínos que han sido mejores

E

abía ganas de echarse a la boca este otro clásico de la Liga española.Espanyol y Athletic, cada uno a su manera, están siendo protagonistas positivos del campeonato. Los locales muerden en su estadio y los de Marcelino sueñan con subirse al tren de los que mandan en el torneo. Y desde luego no decepcionaron ninguno de los dos, librando una batalla de lo más entretenida.

De entrada, ambos dejaron claras sus virtudes. Darder y Embarba la mueven e intentan dar de comer a su ‘killer’, RDT, que en los primeros diez minutos lo intentó con la derecha, con la izquierda y hasta desde el centro del campo, en una acción que ya le hizo la pasada campaña salir en las portadas. Esta vez no le salió.

Pero el Athletic también apretó lo suyo. Primero fue Nico Williams, una de las muchas novedades en el once león, el que rozó el gol. Luego, al filo del cuarto de hora y tras un fallo de Cabrera, los rojiblancos dispusieron de una triple ocasión que Sergi Gómez, Diego López y el propio Cabrera se encargaron de taponar. Milagroso que no entrara. Nueve minutos después, un gran chut de Sancet lo salvó el ‘chaval’ Diego López, con una parada de mucho nivel. Total, que apenas llevábamos media hora y aunque el Espanyol parecía mandar, eran los visitantes los que habían estado mucho más cerca de abrir el marcador.

Sin embargo, el que se adelantó fue el Espanyol. Un córner acabó en la mano de Vesga y el árbitro, primero, y el VAR, después, no lo dudaron. Quizás el gesto del centrocampista del Athletic al golpear el balón le condenó porque no pareció una postura muy natural. Penaltito en cualquier caso. RDT no desaprovechó el regalo para hacer el 1-0.

El Athletic hizo todo lo posible por llegar al intermedio con tablas, pero no fue capaz pese a gozar de varias llegadas con peligro. Subió líneas y se adueñó de la situación, pero el Espanyol tiene jugadores de calidad suficiente para manejarse bien si hay que trabajar atrás y luego salir a la contra. Su centro del campo con Darder, Embarba, Melamed y compañía, la verdad, da gusto verlo.

Presión

Salió con ganas el Athletic en la reanudación, pero el Espanyol, siempre con RDT como estilete, quería poner tierra de por medio cuanto antes. Un ida y vuelta del que salía beneficiado el espectador porque el partido tenía su miga y, aunque parezca una obviedad, daba la impresión de que podía pasar cualquier cosa con toda la segunda parte por delante.

El Athletic estaba echando de menos la poca participación de Muniain. Ya se sabe que el capitán es el faro rojiblanco y si no interviene el equipo lo acusa mucho. Pero Marcelino tiene mimbres para revertir los partidos con otros protagonistas. El encargado de forzar el 1-1 fue Lekue, esta vez como lateral izquierdo, y que se marcó una gran internada plena de convicción y potencia para asistir a Iñaki Williams, que remachó el pase de la muerte a puerta vacía. Minuto 52 y partido abierto, pero muy abierto.

Poco después, Vivian, el joven central que se está haciendo un hueco en el once y que había entrado en el mismo a última hora por lesión de Iñigo Martínez, también dijo basta y Núñez formaba pareja de ‘stoppers’ con Yeray, una dupla inédita ante un rival de cuidado.

Pero si tienes el balón y metes al rival en su campo es mucho más fácil defender. Y eso es lo que hizo el Athletic a raíz de su empate. El Espanyol había acusado el mazazo y los rojiblancos olieron la sangre. Había que ir a por los tres puntos. Y los tuvo en sus botas Muniain en el minuto 70, pero Diego López sacó una mano prodigiosa. Partidazo del portero.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email
Compartir en linkedin