PROGRAMA ESPECIAL DESDE MONREAL

VIERNES 17 JUNIO

PROGRAMA ESPECIAL DESDE MONREAL

VIERNES 17 JUNIO

PROGRAMA ESPECIAL DESDE MONREAL

VIERNES 17 JUNIO

Viviendo en rojo
Viviendo en rojo

El Villarreal consigue su primera victoria contra el Elche (4-1)

El Elche impotente sigue sin conocer la victoria en el campo de La Cerámica

Los franjiverdes saltaban al terreno de juego con el reto por delante de conseguir su primera victoria en una plaza de la que nunca habían salido victoriosos: el Estadio de la Cerámica. Los primeros minutos de la primera parte fueron una toma de contacto. Ambos equipos pusieron el ritmo, pero, a los ilicitanos, que salieron muy activos con transiciones rápidas, sufrieron un mazado demasiado pronto. En el minuto 4, Yéremi Pino ‘abría la lata’ para los de Unai Emery tras un buen pase de Manu Trigueros para un Paco Alcácer que encontraba desmarcado al jugador de Las Palmas para que no fallara metiéndola al segundo palo batiendo a Kiko Casilla.

A raíz del 1-0, los de Escribá parecieron superados por momentos. Sobre todo la zaga. Pero buscaron reponerse, gozaron de las suyas y terminaron recogiendo los frutos de su empeño. Tras una buena conducción de Josan desde la banda derecha, Mojica ‘quitaba las telarañas’ de la portería de Sergio Asenjo con un zurdazo en el 19′ que suponía las tablas en el marcador y sentaba como un jarro de agua fría en las gradas del estadio del conjunto amarillo.

El 1-1 desató un partido de alto voltaje. De ida y vuelta. De los que enganchan. Los groguets no cesaron a la hora de buscar su oportunidad para rehuir del empate y los ilicitanos hicieron más de lo mismo, aunque más crecidos tras el golazo de Mojica, que supuso un chute de moral. De hecho, Lucas Pérez tuvo el 1-2 en sus botas tras una pérdida del Villarreal en un córner en corto, aunque no tuvo la suerte de la que sí gozó un Manu Trigueros que, tras una buena combinación con Paco Alcácer y Yéremi Pino, puso tierra de por medio con el 2-1 para los de Unai Emery antes de que el partido se fuera al descanso.

La segunda parte no varió mucho el guión del partido. Al menos, en lo que al especto ofensivo se refiere. La sensación de peligro del submarino amarillo cada vez que alcanzaba los 3/4 de campo trajo de cabeza al Elche. Sí varió en cuanto a los problemas físicos. A la baja de Gerard Moreno, se sumaba la de Yéremi Pino, que se lesionaba en el 52′ y tenía que ser sustituido por Moi Gómez. Un contratiempo que no disipó la buena reacción del conjunto groguet tras haberse abonado al empate en las últimas jornadas. De hecho, el Villarreal se resarció. Ante un ex. Con un 4-1. Por fin llegó la victoria tan esperada.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email
Compartir en linkedin