PROGRAMA ESPECIAL DESDE MONREAL

VIERNES 17 JUNIO

PROGRAMA ESPECIAL DESDE MONREAL

VIERNES 17 JUNIO

PROGRAMA ESPECIAL DESDE MONREAL

VIERNES 17 JUNIO

Viviendo en rojo
Viviendo en rojo

El Valencia frena al Sevilla

Debut de Tecatito en Liga que desperdició una gran ocasión en un partido en el que se adelantó su equipo y Guedes rescató el empate al final de la primera parte

EValencia sumó un empate ante un Sevilla que lleva una trayectoria impecable en LaLiga y que buscaba el triunfo para ponerse a dos de distancia del líder. Los dos equipos compitieron y se entregaron al partido, a pesar de las bajas que castigan ambas plantilla. El equipo sevillista dispuso de las mejores ocasiones en la primera parte, en la que se adelantó con un autogol de Diakhaby. El Valencia reaccionó, pero logró sobreponerse y empatar el encuentro al final de la primera mitad.

Bordalás le duró muy poco el armazón defensivo con el que había protegido a su equipo, uno de los más goleados de la Liga. Óliver y Ocampos superaron la presión en el centro del campo en combinaciones a un toque y el centro de Montiel -que buscaba a Rafa Mir en el segundo palo- lo metió dentro Diakhaby. Siete minutos. Mal asunto para un equipo que había cambiado de dibujo con tres centrales para frenar la sangría de 33 goles en contra. Y como las desgracias, dice el refrán, no llegan solas, Cillessen pidió el cambio por lesión poco después.

El tercer central era Cristhian Mosquera, un imponente futbolista de la cantera de 17 años que roza el 1,90, que entendió en 45 minutos qué supone el salto a Primera. No desentonó, pero Ocampos y Rafa Mir intentaban sacarlo de zona para dejarlo fuera de combate.

El técnico del Valencia hizo una maniobra que parecía arriesgada. Sacó a Diakhaby del área y lo metió en el centro del campo, pero no como pivote por delante de la defensa, sino más adelantado para recibir de espaldas y complicarle la vida a Fernando, que vivía plácidamente en zona de nadie ‘del equipo rival’. Gayá marcó en fuera de juego. Y más allá del disgusto del tanto bien anulado, el Valencia se envalentonó acumulando jugadores por fuera y por dentro.

Fue el mejor momento para que el equipo de Lopetegui -que se quedó indispuesto en el hotel- hubiera descabalgado al Valencia a la contra. Rafa Mir remató al palo tras ganar un mano a mano con Mosquera. Y tres minutos después, Jaume se quitó de encima un balón rematado de cabeza por Rakitic, que no acertó a colocar, seguramente por la falta de costumbre. Tampoco es la mejor destreza de Guedes y, sin embargo, marcó el empate con un contundente remate de cabeza por arriba de Javi Díaz, que jugaba su segundo partido de Liga, y repetía en Mestalla.

EValencia sumó un empate ante un Sevilla que lleva una trayectoria impecable en LaLiga y que buscaba el triunfo para ponerse a dos de distancia del líder. Los dos equipos compitieron y se entregaron al partido, a pesar de las bajas que castigan ambas plantilla. El equipo sevillista dispuso de las mejores ocasiones en la primera parte, en la que se adelantó con un autogol de Diakhaby. El Valencia reaccionó, pero logró sobreponerse y empatar el encuentro al final de la primera mitad.

PUBLICIDAD

Bordalás le duró muy poco el armazón defensivo con el que había protegido a su equipo, uno de los más goleados de la Liga. Óliver y Ocampos superaron la presión en el centro del campo en combinaciones a un toque y el centro de Montiel -que buscaba a Rafa Mir en el segundo palo- lo metió dentro Diakhaby. Siete minutos. Mal asunto para un equipo que había cambiado de dibujo con tres centrales para frenar la sangría de 33 goles en contra. Y como las desgracias, dice el refrán, no llegan solas, Cillessen pidió el cambio por lesión poco después.

El tercer central era Cristhian Mosquera, un imponente futbolista de la cantera de 17 años que roza el 1,90, que entendió en 45 minutos qué supone el salto a Primera. No desentonó, pero Ocampos y Rafa Mir intentaban sacarlo de zona para dejarlo fuera de combate.

El técnico del Valencia hizo una maniobra que parecía arriesgada. Sacó a Diakhaby del área y lo metió en el centro del campo, pero no como pivote por delante de la defensa, sino más adelantado para recibir de espaldas y complicarle la vida a Fernando, que vivía plácidamente en zona de nadie ‘del equipo rival’. Gayá marcó en fuera de juego. Y más allá del disgusto del tanto bien anulado, el Valencia se envalentonó acumulando jugadores por fuera y por dentro.

Fue el mejor momento para que el equipo de Lopetegui -que se quedó indispuesto en el hotel- hubiera descabalgado al Valencia a la contra. Rafa Mir remató al palo tras ganar un mano a mano con Mosquera. Y tres minutos después, Jaume se quitó de encima un balón rematado de cabeza por Rakitic, que no acertó a colocar, seguramente por la falta de costumbre. Tampoco es la mejor destreza de Guedes y, sin embargo, marcó el empate con un contundente remate de cabeza por arriba de Javi Díaz, que jugaba su segundo partido de Liga, y repetía en Mestalla.

El ritmo bajó en la segunda parte. Primero porque era imposible mantenerlo tal y como finalizó la primera parte, con un par de tumultos entre futbolistas. Y también influyó un nuevo cambio de plan de Bordalás que buscó un 1-4-4-2 más ortodoxo, con Diakhaby en su sitio y Gayá por delante de Lato. También entró Joan Jordán, recuperado ya tras el golpe que recibió en el derbi, aunque su entrada estaba más relacionada con la amarilla que había visto Acuña en la primera parte.

El Valencia perdió capacidad de sorpresa, pero al reducir espacios también disminuyó las opciones de correr del equipo hispalense, que con balón lo hace de maravilla. Lo demostró Tecatito, que debutaba en Liga. Dos galopadas por la banda izquierda silenciaron la grada. En la primera, partía en fuera de juego. Y en la segunda elevó demasiado desviado ante la salida de Jaume. Su lamento era proporcional a la magnitud de la oportunidad desaprovechada. El partido volvió a trabarse en los minutos finales, con la expulsión de Gayá, pero ya sin enganchones entre futbolistas.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email
Compartir en linkedin