PROGRAMA ESPECIAL DESDE MONREAL

VIERNES 17 JUNIO

PROGRAMA ESPECIAL DESDE MONREAL

VIERNES 17 JUNIO

PROGRAMA ESPECIAL DESDE MONREAL

VIERNES 17 JUNIO

Viviendo en rojo
Viviendo en rojo

El tigre asola la Catedral

Falcao ha llegado a Vallecas para marcar goles y lleva 2 goles en unos pocos minutos. Hoy Bilbao ha sufrido la voracidad del tigre

El Rayo tiene una nueva fiera, que ha venido a esta Liga para arañar a todo rival que se le ponga por delante. Radamel Falcao salió en el minuto 76, provocó una falta en el 95′ y marcó de cabeza en el 96′. Tres puntos y otra cosa. Un goleador de época.

El caso es que habíamos llegado al descanso con ningún tiro entre los tres palos del Athletic y uno del Rayo… y empate a uno en el marcador. Fútbol. Igual no fue por el rosario de rotaciones de Marcelino, pero la solidez defensiva del Athletic, el equipo menos goleado hasta ahora con el Sevilla, saltó por los aires nada más comenzar. Un balón perdido por Vesga en el medio campo permitió a Sergi Guardiola dejar a Álvaro García en el mano a mano con Unai Simón. La zurda del rayista dejó una picadita con mucha clase que significó el 0-1.

Se le ponía cuesta arriba el asunto al Athletic, que presionó, corrió e hizo vibrar a San Mamés casi sin ser capaz de dar dos pases seguidos. Sensaciones lo llaman. El Rayo estaba cómodo, por delante en el marcador y con un rival enfrente que vivía más de los fuegos artificiales que de la realidad.

Muniain, listo como él solo, se percató pronto de que la manera más sencilla de poder igualar, casi la única viendo el percal, era a balón parado. Así, fabricó una falta hacia la media hora que encontró un cabezazo enorme… de Pathé Ciss en su propia portería. Vale igual, faltaría más.

De ahí al intermedio, sólo una gran ocasión de Nico Williams que se encontró ante la puerta de Dimitrievski y lanzó un zurdazo rozando el poste cuando tenía todo a favor, haciendo honor al apellido.

El caso es que seguro que los dos técnicos se fueron a los vestuarios más que satisfechos. Marcelino porque habían conseguido igualar sin jugar al fútbol e Iraola porque con poco les estaba valiendo para sacar réditos de un campo tan complicado como San Mamés. Por el bien del espectáculo, esperábamos mejoría en la segunda parte. No parecía tan difícil conseguirlo.

De entrada, lo que trajo la reanudación fue el diluvio universal, o algo parecido a eso. Más madera para la épica del estadio rojiblanco. El juego en sí seguía poco más o menos ofreciendo los mismos ingredientes. Dominio del Athletic, con más empuje que fútbol y el Rayo intentando tocar y jugar bien, pero sin mordiente arriba.

Iraola movió ficha retirando a Pathé Ciss, que estaba siendo el mejor jugador del Athletic (sí, no es una errata) y al amonestado Sergi Guardiola. Óscar Valentín y Nteka al campo. Marcelino también ejerció y sacó a Iñaki Williams por un cansado Raúl García.

Entrábamos en el último tercio del partido con todo por decidir, con lluvia torrencial, con empate en el marcador, con ritmo, pero con muchas imprecisiones, que deslucían mucho el espectáculo. Pero teníamos todo lo anterior, que no es poco.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email
Compartir en linkedin