Movistar - 5 diciembre

U.D. LEVANTE

18:30

VS

C. A. OSASUNA

Movistar - 5 diciembre

U.D. LEVANTE

18:30

VS

C. A. OSASUNA

U.D. LEVANTE

Movistar - 5 diciembre

18:30

VS

C. A. OSASUNA

Viviendo en rojo
Viviendo en rojo

El Sevilla se lleva el derby (0-2)

La expulsión de Guido acaba de decantar un derby en el que el Sevilla ha sido mejor

El Sevilla vuelve a hacer suyo el Benito Villamarín. Los jugadores que vestían de rojo superaron a un Betis desconocido y que estuvo lastrado en el segundo periodo por la expulsión en el final del primero de Guido Rodríguez, quien le hizo demasiado daño a los suyos con dos tarjetas en zonas que no debía cometer ni falta. Con uno más, el dominio sevillista se amplió y el primer gol llegaría con un zurdazo de Acuña desde la frontal. Ocampos había tenido dos clarísimas. También Rafa Mir. El gol iba a llegar y fue de un lanzamiento lejano tras tocar sin descanso el Sevilla la pelota hasta desesperar a un Betis, siempre alejado de lo que necesitaba el partido. Otro derbi más para el Sevilla. Otra vez en el Villamarín. Como un volcán que hace erupción cada vez que pisa territorio enemigo.

Pellegrini apostaba en el inicio con Guardado por William Carcalho y lo mejor que tiene en ataque, con los tres zurdos: Fekir, Calanes y Rodri. Lopetegui tenía la baja de última hora de Suso, por lo que Erik Lamela saltó de inicio, con Montiel haciendo de Navas y un viejo rockero de los derbis como Ivan Rakitic con el brazalete rojo. Precisamente el croata llevó el peso del juego del Sevilla desde el costado izquierdo, juntándose con Acuña y Ocampos, más tranquilo el extremo argentino, tomando decisiones acertadas para darle sentido y profundidad a cada jugada. Dominaban los de rojo. El balón era suyo. El Betis estaba deseando recuperar para salir con velocidad, justamente lo que trataba de evitar el Sevilla. Y el plan le salía bien. El primer acercamiento nervionense fue un remate de cabeza de Ocampos que no cogía dirección. Respondía Fekir desde lejos. El francés estaba obligado a bajar muchos metros para tocar la pelota. Desasistido.

Esa impotencia bética la manifestaba Guido Rodríguez. Con varias faltas en los primeros minutos. En el 10 vio amarilla. Los sevillistas movían de lado a lado. Lopetegui insistía en que había visto una fuga en la zaga bética por la izquierda. Ocampos no sólo trataba de hacer su clásica jugada, sino que estaba pendiente de cada movimiento dentro del área para colgar un buen balón. Rafa Mir estuvo cerca de marcar, pero estaba en fuera de juego. Después sería Rakitic quien no acertó a dirigir, libre de marca, un nuevo servicio del argentino. En la primera llegada verdiblanca, Bellerín batía por debajo de las piernas a Bono. Fuera de juego. El lateral engañó a todos con un disparo cuando parecía claro el pase de la muerte. Recibió el pase de Guido un paso más adelantado que la defensa sevillista. La respuesta, por la banda derecha pero del Sevilla, estuvo a punto de poner el 0-1. Montiel centró fuerte dentro del área, con Bravo batido, Rafa Mir no encontró portería al lanzarse al suelo junto a Pezzella.

Jugada clave

No había terminado el primer tiempo. El Sevilla salía a una contra tras un ataque del Betis, con Rafa Mir solo contra el mundo, y Guido cometió el error de acercarse por detrás. No le pegó una patada brusca, pero el simple toque hizo que el gigantón delantero cayese de forma aparatosa. Clara segundo tarjeta. Error imperdonable. Le quedaba toda una segunda mitad con uno menos a los de Manuel Pellegrini. El derbi podía romperse por ahí. El entrenador chileno sacrificaba a Willian Josépor Carvalho, que fortalecería su centro del campo. El Sevilla dominaba con más claridad, llegando los laterales a zona de peligro. Montiel volvería a protagonizar una de las grandes ocasiones para el Sevilla. Tras varios rebotes, Ocampos remató alto un balón suelto. No había portero.

El propio argentino desperdiciaría una cesión de Montiel con la cabeza. Su remate franco con el pie girado también se marcharía alto. Rondaba el gol el equipo de Lopetegui. Y no tardó en llegar. Ocampos controló libre de marca pisando la línea del área en el costado izquierdo. El argentino cedió atrás a la llegada de Acuña, quien enganchó un misil desde la frontal del área. Golazo del lateral. Rompía la lata el conjunto de rojo. Rafa Mir pudo hacer el segundo en otra jugada de carambola tras tocar fuerte Montiel, pegar en Edgar y golpear en la cara del delantero en línea de gol. Otra vez la sacaba. No tenía fortuna. Pellegrini agitaba nuevamente su banquillo. Juanmi y Tello al campo. Había que arriesgar. En una arrancada de Fekir, que atraía a todo jugador sevillista sin poder arrebatarle la pelota, llegó una buena opción para Tello, que disparó al lateral de la red. No estaba muerto el Betis.

El Sevilla sentenció con una nueva entrada por la derecha de Montiel, cuyo centro fuerte al área lo anotó en propia puerta Bellerín, muy desacertado toda la noche. El equipo de Lopetegui volvía a hacer suyo un derbi. Nuevamente en el Villamarín, como en el primer año del entrenador vasco en el banquillo. Con su estilo. Sin renunciar a él. Siendo mejor que el rival con once y con diez. Pudo matar antes, pero hizo para volver a ganar fuera dejando su mejor imagen. Y colocarse bien alto. El Betis termina su semana negra con tres derrotas. No ha estado a la altura esperada. Llega el parón para que todos reflexiones. Los de rojo, con una sonrisa.

Están los blancos los que reirán más esta semana en Sevilla, a los verdiblancos les tocará esperar a mejor ocasión.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on linkedin