PROGRAMA ESPECIAL DESDE MONREAL

VIERNES 17 JUNIO

PROGRAMA ESPECIAL DESDE MONREAL

VIERNES 17 JUNIO

PROGRAMA ESPECIAL DESDE MONREAL

VIERNES 17 JUNIO

Viviendo en rojo
Viviendo en rojo

El Cádiz resiste el asedio valencianista (0-0)

Se ha producido también reencuentro de Cala y Diakhaby, en un partido en relación que Ledesma ha sido el gran protagonista

imagen del partido de hoy

Cádiz y Valencia empataron a cero en un partido en el que el equipo visitante dispuso de lasmejores ocasiones, pero se encontró con un sensacional Ledesma bajo palos. Seguro que el punto supo mejor a un Cádiz con muchos suplentes, después de que Cervera decidiera castigar en la grada a los jugadores que salieron de fiesta sin permiso tras la derrota contra el Rayo. Pero el partido, sobre todo, sirvió para que Cala y Diakhaby volvieran a enfrentarse en un terreno de juego, después de que el central valencianista denunciara la temporada pasada insultos racistas del jugador lebrijano. Se vieron, se encontraron y chocaron. Sin más.

Una de las malas noticias para el Valencia durante el partido, tendrá consecuencias en el siguiente, ante el Barcelona. El central Omar Alderete vio una cartulina amarilla en el minuto 12 que acarrea suspensión. El defensa paraguayo, que está rindiendo a buen nivel desde el principio de temporada, se excedió a la hora de marcar el terreno ante Osmajic y le tocó jugar amenazado hasta que en la segunda parte Bordalás decidió sustituirlo en la segunda parte. Fue entonces cuando entró Diakahby en medio de una fuerte bronca desde la grada, por lo sucedido el año pasado cuando denunció insultos racistas por parte de Cala -que estaba en el banquillo- de los que no se encontraron pruebas. Para cerrar el círculo, Cala también entró en la segunda parte por el lesionado Fali. Más allá de algún pique propio en cualquier otro partido, no hubo mayor historia entre ambos.

Aun así, no era un día de excesivo trabajo para la defensa blanquinegra. Con la interminable lista de ausencias del banquillo cadista, al equipo de Álvaro Cervera le costaba más de la cuenta presentarse en el área de Cillessen con la suficiente claridad. Cierto es que el Cádiz es de esos equipos que explotan el juego directo con una eficacia sobrada. Pero tampoco. El Valencia tenía el balón, vivía e territorio rival, pero poco más. Un disparo lejano de Wass, un pase filtrado de Hugo Duro que no llega a Guedes y, sobre todo, un remate de cabeza de Marcos André que bloqueó Fali y que tuvo que ser revisado por el VAR ante la duda de que hubiera penalti por manos. La imagen no era muy clara.ç

Sí fueron mucho más claros dos trallazos de Daniel Wass en la segunda parte que obligaron a Ledesma a emplearse con escorzos poco ortodoxos, pero muy efectivos. Porque el balón dibujaba parábolas imposibles tras los violentos golpeos del danés. Evitar el gol ya era más que suficiente. Salvador estuvo una vez más en la recta final del partido cuando tapó muy bien la portería con una media salida ante la carrera de Hugo Duro, tras un genial pase con el exterior de Guedes. Antes había dispuesto el delantero madrileño de otra oportunidad clarísima, pero no golpeó bien y la mandó fuera.

El juego estaba ya inclinado hacia la portería del meta argentino del Cádiz. Porque el Valencia veía claras las opciones de victoria. Pero Cervera movió el equipo para intentar sorprender al contragolpe. Guedes disparó rozando el poste desde la frontal del área, tras una dejada de Racic. El partido tuvo para poco más y el equipo local se pudo dar por satisfecho con el punto.

Se ha producido también reencuentro de Cala y Diakhaby, en un partido en relación que Ledesma ha sido el gran protagonista

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email
Compartir en linkedin